ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO" (APLEx)

APARTADO DE CORREOS 930 - 10080 CÁCERES (ESPAÑA)

Número de Registro 3179.  CIF nº  G10309607

 
 

AGENDA DE APLEX

 

Enero 2007

 26 Estimado Presidente:

Sobre tu correo te envio los textos de los actos en los que he intervenido en Zafra, concretamente en el mes de Enero, en las fechas que figuran al pie de cada poema. Las dos primeras, es decir, "En este mesmo sitio" y "Plegaria a la Vigen de Belen", fueron en Bodegas Medina, de Zafra, en un homenaje que nos hizo la Hermandad de la Virgen de Belén a los que, habitualmente, colaboramos escribiendo algunas cosinas o ayudando a la celebración de nuestra romería. La Plegaría se la había leído, a modo de pregón, el Domingo de Quasimodo, allí en su Ermita, en el campo, y me han hecho repetirla en las citadas Bodegas Medina con motivo de la presentación de memoria anual y programación de actos para este año, a los que fuimos invitados con las
autoridades unas sesenta personas.

El poema "Jerez y Zafra" lo declamé al día siguiente en la Caseta Municipal, de Zafra, y lo escribí en las horas que van desde las 11 de la noche a las dos de la madrugada, una vez terminado el acto de Bodegas Medina donde me encontré con el Alcalde y me dijo que hiciera alguna cosa como bienvenida para recibir a trescientos componentes de la Casa de Extremadura en Jerez de la Frontera.


Di, también, un recital, declamando Porque semos extremeños, de nuestro amigo Javier, y Compuerta, Del Fandango Extremeño y La Nacencia, de mi pariente Luis Chamizo. Fue muy emocionante ver como interrumpían con aplausos algunas estrofas. A raíz de esto quieren que les haga el pregón del 25º aniversario de la fundación de la Casa de Extremadura.

[...]

Recibe un fuerte abrazo. JOSÉ CARLOS RISCO CHAMIZO.

EN ESTE MESMO SITIO

En este mesmo sitio,
jace ya una porrá d´años,
cuando yo
n´amás era un mozino,
venía a jugá aquí
cuando esto era un molino
al molino e D. Faustino.

Esto era un patio mu grande
aönde había un güertecino
y jugaba yo al escondé
con un montón de chiquillos,
y a mí me paëce mintira
qu´ora sea una bodega
con tantos toneles llenitos
jast´arribita de vino.

Andenantes jué un convento
- me paëce a mí -
que de frailes capuchinos,
d´esos qu´andaban descalzos
y pasaban su vida rezando
y ayunando sin comé,
o pidiendo po las calles,
o jaciendo sacrificio.

Ora los quedría yo vé,
aquí, teniendo tanto vino,
con el refectorio al lao
con colgäeros de chorizo,
de jamones, salchichones
y de hojas de tocino.

Y con esa cocina tan grande
töa llenita de ollas,
de peroles y sartenes,
p´a jacé mu güenos guisos,
con las verduras tan ricas
cultivás en el güertino...
¡A ve quien se resestía
a jace argún sacrificio!

Ora, tampoco vamos a jacelo,
porque yo tengo entendío
que la Hermandá de la Vigen
va a danos unas tapitas
y unas copitas de vino
a los qu´escribimos argo
p´a esta Vigen de Belén
que lleva´n brazos al niño;
y a jacele un homenaje
a estas Bodegas Antonio Medina e Hijos;
y a entregale a uno d´ellos,
al hijo de nuestro Quiquino,
un recuerdo mu sentio,
porque con la güena gente
hay que sé agräecío.

Yo, andenantes de recitá
la Plegaria a nuestra Vigen,
me he tomao la libertá
d´improvisá estos versos,
porqu´a mí este lugá,
como icia yo al prencipio,
me trae mu güenos recuerdos;
y p´agraëcele a los Medina
que en las bodegas d´arriba,
en la Fiesta e la Vendimia,
haïga sïo su Pregonero,
y porque los comparo siempre
con aquel macho bragao,
aquel que escuajó la jesa
de los lobos y los cuervos
p´a jace d´ella una viña:
La Viña del Tinajero.

Aluego, cuando termine,
un brindis viá proponeros
p´a deseá lo mejó
a estos güenos vinateros
y a la Junta de Hermandá
de la Vigen de Belén,
que manque lo jace mu bien,
p´a que mejó lo siga jaciendo.

¡Viva la Vigen de Belén
que la llevo en mis adrentos!

J.CARLOS RISCO CHAMIZO
Zafra, 26.Enero.2007

PLEGARIA A LA VIGEN DE BELEN

¡Salve Vigen de Belen!

¡Salve mi Vigen de Zafra!

T´han escrito muchos versos
en poesias, en poemas,
en canciones y plegarias,
pero naïde, que yo sepa,
l´ha dicho´n tu mesma cara,
y menos aún entavía,
en nuestra jabla extremeña tan castúa,
tan campusina y tan rara,
que nuestros padres y agüelos,
con tanta juerza palraban.

Dende jace mucho tiempo
quiero icirte una plegaria;
y en este mesmo momento,
aquí, en tu ermita santa,
-que tiene arcos tan blancos
y un campanil con campanas-
en el día de tu fiesta,
-el Domingo e Quasimodo,
en la romería de Zafra-,
me brotan del corazón
estas probes
pero cálidas palabras.

Dispués de Semana Santa,
aluego d´haber vivido, con fe,
la pasión de Cristo,
mus llega la primavera...
s´arborotan los sentíos,
güelen otra vez las flores,
los pinos, las jaras, los eucaliptos.

Mis párpados s´entornan
y sueño tu romería;
esa fiesta p´acompañate to´l día
que se celebra´n el campo,
al mesmo lao de tu ermita,
con meriendas y con rezos
y con bailes y con cantos.

Siento la vibración de mi gozo cerca...
Sentïos mu jondos presiden mi pensamiento...
Mi corazón paëce qu´está contigo...
Päece qu´está ´n el cielo,
arriba´n el firmamento.

¡Siento la fiebre´n mi frente...!
¡Tengo fuego drento´l pecho...!
¡Cómo me crecen las juerzas
y me se jacen más juertes
que las de los mesmos jierros ...!

Y aquí, drento e tu ermita,
adorná con töas las flores
que, con tanto esmero,
ha puesto tu camarista,
Tú, Vigen de mi alma,
Tú, Vigen de Belén,
eres la flor que mas güele
eres la flor mas bonita.

Y ca vez que yo te miro
te veo más morena y guapa,
y con esos ojos tan grandes
que no caben ni en tu cara,
paëce qu´estas iciendo:
¡Pídeme argo...!
¡Pídeme... lo que te dé la gana...!

Y p´a mis adrentos le digo:
Protégenos, Vigen Santa;
ten cudiao bien de tus hijos;
ayuda a tu gente de Zafra;
bendice a töa la Junta de Gobierno
que por tu Hermandá trebajan;
arrópanos con tu manto
p´a que dend´este momento
no haïga presonas malas.

Y con tu cara tan durce,
de tan serena mirada,
a tos mus miras bien:
A los ricos, a los probes,
a los torpes y a los listos...
A los que vienen con humildá
o llegan con altivez...
A los que te tienen devoción
y a to´l que viene sin fe.

Y cuando yo miro al niño
que llevas entre tus brazos,
me se vienen p´al caletre
cosinas que yo voy pensando
y te digo:
¡Vigen Santa...!
Protege bien a los niños
que son futuro inmediato,
p´a que con su devoción
se siga perpetuando
el cariño de tu pueblo
por muchos...¡por muchos años!

¡Vigen mía...!
Te diría tantas cosinas
que tiempo quizá no haïga,
p´a rebuscá en mi caëza
las más bonitas palabras
p´a describí los sentires
que me salen dende drento
de lo más jondo de mi alma
Ya estoy cuasi añugao
y embargao por la emoción
porque barrunto a tus hijos
que ahí juera, con impacencia,
te quieren dá el corazón.

¡Es que ya farta mu poquino
p´a sacarte´n pruseción...!

Los cohetes, estrumpiendo,
irán derechos p´al cielo;
las campanas, gorteando,
darán sus repiqueteos;
revolarán, asustaos,
golondrinas y vencejos;
saldrá el sol, s´irán las nubes,
y se pararán los vientos...

¡Verás cuánta gente andando..!
¡Verás cuántos caballistas...!
¡Verás como te dan compaña
alredeor de tu ermita...!

¡Oirás los rezos y cantos...!
¡Verás cuánta devoción...!
Madre...¡vas a ve cuánto fervor!

¡Vigen de Belén...!
¡¡Este es tu pueblo de Zafra!!

¿Se pué derrochá tanto amor?

JOSE CARLOS RISCO CHAMIZO
Zafra, Marzo 2006

JEREZ Y ZAFRA

Hoy, nos rejuntamos aquí
dos ciudades hermanadas
Jerez de la Frontera
y este pueblo mío qu´es Zafra.

Yo no sé como iciros:
si extremeños jerezanos
o jerezanos extremeños,
a vusotros qu´un güen día,
cogiéndo los bartulos,
sus ajuisteis d´esta tierra
p´a encontrá mejó trebajo.

Unos jueron p´a Alemania,
otros p´a Cataluña y Madrid,
y otros p´al Pais vasco;
vusotros estais más cerquina:
un poquino más p´abajo

¡Qué previlegio tenís
extremeños jerezanos!.
En Jerez de la Frontera,
qu´es ciudad del universo,
sus habeis encontrao
con el flamenco, el vino,
con el toro y el caballo.

Cuna de la bulería
y del caballo cartujano;
de castas de bravos toros
y con fama de güenos caldos.

Famosos son sus iglesias
morumentos y palacios;
guitarristas, cantaores,
bailaores y toreros,
y el Barrio de San Miguel
y el Barrio de Santiago.

¡Qué suerte tenís allí
viviendo con jerezanos..
comiendo platos tan güenos:
el ajo caliente,
los chocos con papas,
las berzas, los alcauciles;
cola de toro y puchero.

Y no creais que me s´olvidaban
los riñones al jerez
conocíos en töa España.

Pos hoy, p´a cambiá de plato,
vais a probá töas las cosas
de la matanza d´un guarro:
pestorejo, chuletas
panceta, magro,
la prueba del salchichón
y del chorizo adobao,
que sus traerán recuerdos
de tiempos que ya pasaron.

Y sus vendrá la nostalgia
de güestros pueblos queridos
cuando sus fuitis d´Extremaüra
apenas siendo unos niños.

Hoy yo igo una cosa
Extremaüra no son dos;
Extremadura son mas de tres;
Cáceres, Badajoz, Zafra y Jerez.

Que volvais pronto p´aquí
yo sus quiero desearos
a vusotros que vivís
entre la sierra y el mar;
igualito que nusotros,
que nuestro mar es la Albuhera
y nuestro monte el Castellar.

¡ Jerezanos extremeños...
Extremeños jerezanos...,
de vusotros nus sentimos orgullosos
en esta Zafra
que tiene como Ciudad
n´a más que ciento venticinco años ¡

¡ Que mus veamos mu pronto
si pué ser...
antes d´otro cumpleaños!

N´a más me quëa iciros:
¡Jasta mu pronto paisanos!

JOSE CARLOS RISCO CHAMIZO
Zafra, 27.Enero.2007

 
Última actualización: 02/04/2007

index