ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO" (APLEx)

APARTADO DE CORREOS 930 - 10080 CÁCERES (ESPAÑA)

Número de Registro 3179.  CIF nº  G10309607

 

AGENDA DE APLEX

 

Recuerdos de Alonso Zamora Vicente por ... en la Web de APLEX

 

HOMENAJE A ALONSO ZAMORA VICENTE: IN MEMORIAM

 

Socio de honor de APLEX

 

Juan Manuel González Martel: «Un año después, en memoria de Alonso Zamora Vicente»

[Acta literaria del acto]

 

Antonio Viudas Camarasa: A manera de epílogo 

 

 

14 MARZO 2007 20 horas

Casa de Galicia en Madrid C/ Casado del Alisal , 8

 

APLEX SE ADHIERE AL

 

HOMENAJE A ALONSO ZAMORA VICENTE: IN MEMORIAM

 

Socio de honor de APLEX

 

Organizado por la CASA DE GALICIA EN MADRID en colaboración con la Cátedra de Filología Románica de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid en la Sede de la Casa de Galicia en Madrid

 

INTERVIENEN

 

Invitación recibida de El Presidente de la Xunta de Galicia

y en su nombre el Director de la Casa de Galicia en Madrid

Alonso Zamora Vicente con Esteve, Fajardo, Merche, Viudas y Rovira.

Alicante, 13 de marzo de 2002.

Colaboración para la Web de APLEX

de

Juan Ribera

UN RECUERDO

Iniciados mis contactos con el Dr. Zamora Vicente (Don Alonso) merced a la intercesión del Dr. Peira Soberón (Pedro), sólo llegué a ser alumno de algún curso suyo ya muy tardíamente. Fue en el doctorado. Debíamos, los estudiantes por parte nuestra y bajo su tutela, fichar el léxico de ciertas colecciones de teatro popular del ochocientos. Mientras se llevaba a cabo tal labor, el catedrático y académico, desde su aura acaso intimidatoria y en las sesiones presenciales, ejecutaba su particular ejercicio docente, desconcertando al alumnado con requiebros que nada parecían tener que ver con el título del curso matriculado, con noticias literarias, tonadas del pueblo llano o rutas artesanales que escapaban a los márgenes del siglo XIX – o eso creíamos -, cruzado ese variopinto entramado de repentinas preguntas que, si atacaban a la intimidad de los presentes, pronto se redimían mediante su mirada entre pícara y sorprendentemente cómplice. Esa manera de hacer docencia se ha recordado una y tantas veces por parte de quienes fueron sus mas continuados discípulos y aparece en los perfiles que han escrito del profesor; incluso el enfado que en un primer momento podía suscitar, eso hasta que su poder de seducción amansaba cualquier posible desavenencia como ha rememorado el Dr. González Martel (Juan Manuel).

Tiempo después de aquellas clases, Don Alonso nos convocó a la Dra. Mejía Ruiz (Carmen) y a mí para remover el contenido de diversas cajas en su instalación en la espléndida vivienda del último piso de la RAE, mientras Dª Concepción Martínez (Concha) llevaría a cabo la ordenación de la biblioteca que, años más tarde, pasaría a la fundación cacereña. En una de aquella cajas aparecieron las fichas estudiantiles de aquel curso, las mías sin la goma con que en su día las había sujetado, anudadas ahora por un cordoncillo de algodón quizá sacado de un costurero de su esposa (Dª Mª Josefa). Con un atisbo de vanidad he querido pensar mucho tiempo después, cuando no cabe sino la ausencia, que en alguna línea de los cuentos de Zamora Vicente (Don Alonso) figura una palabreja que su acerbo léxico tuvo a bien confrontar con aquella ficha de aprendiz, allí desde donde el contexto transcrito del jocoso costumbrista animó la sonrisa de Don Alonso y decidió al escritor a incorporarla a uno de sus desoladores monólogos.

Barcelona, gairebé primavera

*Juan Miguel Ribera Llopis es Profesora titular de Filología Catalana de la Universidad Complutense de Madrid

Intervienen

 
Última actualización: 24/03/2007

index