ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO" (APLEx)

APARTADO DE CORREOS 930 - 10080 CÁCERES (ESPAÑA)

Número de Registro 3179.  CIF nº  G10309607

 

NECROLÓGICA

ALONSO ZAMORA VICENTE

SOCIO DE HONOR DE APLEX HA FALLECIDO

Marzo 2006 14

 

ALONSO ZAMORA VICENTE y el extremeño

Ismael López Martín.

1. º Filología Hispánica.

Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Extremadura.Cáceres

 

¿Quién fue Zamora Vicente? Es necesario responder a esta pregunta desde otra: ¿qué es el extremeño? Hay quien habla del extremeño como algo insignificante, como un habla de tránsito… Mis conocimientos filológicos no son muy extensos aún, pero para mí el extremeño es algo más, algo singular. Quizá no llegue a la "categoría" de dialecto (aunque para mí lo es), pero no está ahí su importancia. Ésta se encuentra en las variedades de extremeño que nos encontramos. No es lo mismo lo que oímos en Cáceres, en Valverde del Fresno, en Torre de Don Miguel o en Llerena, por ejemplo. Eso es lo que más me emociona de "mi idioma", y eso supo descubrirlo Zamora Vicente también, como muchos otros. Esto queda reflejado en el mismo título de su tesis doctoral: El habla de Mérida y sus cercanías y no "El habla de Extremadura" o "El extremeño", porque no es igual lo que se habla en Mérida que lo que se habla en Badajoz, vuelvo a repetir, porque el extremeño es especial.

 

Alonso Zamora Vicente marca un antes y un después en la investigación dialectológica y filológica. Su figura es interesantísima, al igual que sus métodos de estudio y análisis. No puede serlo menos al tratarse de alguien que colaboró en el Centro de Estudios Históricos (hoy Consejo Superior de Investigaciones Científicas, C.S.I.C.) y que convivió con estudiosos de la talla de Ramón Menéndez Pidal, Américo Castro, Tomás Navarro Tomás, Pedro Salinas o Dámaso Alonso, que dirigió su mencionada tesis doctoral, calificada por muchos intelectuales como magistral o como "monografía modelo" (Sever Pop).

 

Centrándome algo más en el extremeño, he de preguntarle, profesor, ¿qué es el castúo? Yo no lo sé, para mí no es un sinónimo de extremeño, es una invención sin rigor que yo no comparto, ¿o quizá tiene algo que ver con la obra El miajón de los castúos? Si es así, ¿por qué no se ha tomado otra voz procedente de la obra de otro escritor extremeño? Me gustaría que me respondiera a estas preguntas y me corrigiera si no es cierto que el extremeño tiene muchas variedades extendidas por todo el territorio. En mi opinión, un hecho fundamental es que el extremeño ya se escribe, que no estamos hablando de cualquier cosa. Esto es muy importante, pues significa que no solo nos ocupamos ya de una manifestación popular, sino de una manifestación cultural, vehículo de expresión literaria. Esto ocurrió en el siglo XIII con el castellano: era un dialecto no arraigado en la población, pero desde Alfonso X el Sabio y su "castellano drecho", fue convirtiéndose en una lengua que en los dos siglos siguientes se internacionalizó. Salvando las distancias y según mi criterio, el extremeño está viviendo un proceso similar. Me gustaría, profesor, conocer su opinión al respecto.

 

Para finalizar, me gustaría (ya que usted es miembro) animar a la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes a seguir fomentando la difusión y el conocimiento del extremeño dentro y fuera de Extremadura. Ojalá algún día exista una literatura en extremeño plenamente consolidada, aunque debo admitir que yo soy un poco reticente aún a escribir en "mi idioma". No sé si esto cambiará algún día, pero de momento…

 

También querría agradecer a Zamora Vicente lo que hizo por el extremeño (que creo que fue mucho) y a la Academia de Extremadura por su trabajo realizado. ¡Gracias! Espero su respuesta.

 

Última actualización: 27/02/2007

 

index