ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO" (APLEx)

APARTADO DE CORREOS 930 - 10080 CÁCERES (ESPAÑA)

Número de Registro 3179.  CIF nº  G10309607

PUBLICACIONES RECIBIDAS
 

Rosa Lencero

La paz del lobo

ECOS DE PRENSA

 

 

 

Noviembre 25

25 de noviembre 06

Periódico HOY

 

LA ENTREVISTA ROSA LENCERO AUTORA DE LA NOVELA 'LA PAZ DEL LOBO'
«Este libro es un gran tapiz que ha habido que ir tejiendo puntada a puntada»
JUAN SORIANO/MÉRIDA FOTO: BRÍGIDO



Tras haber publicado más de una decena de libros de poesía y relatos, la escritora Rosa Lencero se adentra en el mundo de la novela con 'La paz del lobo', que edita la firma emeritense De la luna libros.

-¿Cómo resulta la incursión en la novela?

-Trabajosa, porque me ha costado cuatro años escribirla, pero totalmente gratificante. He tenido que documentarme mucho, ya que trata sobre la posguerra inmediata, para tratar de salvar muchas lagunas y no ser anacrónica. Me ha costado esfuerzo y sacrificio, porque además han nacido muchos personajes que reclaman su espacio literario.

-¿Cuál es el argumento?

-Es un poco intrincado, porque son muchas historias y vidas paralelas. Todas están relacionadas de alguna manera con nuestra Extremadura, en concreto con la Mérida que va dejando de ser un pueblo para convertirse en ciudad. Todo ello con muchas dosis de ternura, de suavidad poética.
 

-¿Hay mucha carga personal en este libro?

-Personal en el sentido de que he tenido la suerte y el privilegio de escuchar a muchas personas mayores que se han ofrecido a darme sus experiencias, sus testimonios. Y todos los recuerdos que tenía de mi infancia, las imágenes, también se han ido gestando en la novela. La época del hambre, de la tristeza... Mucha gente le cogerá cariño porque ahí está el vocabulario de la época, la cocina de nuestras abuelas, la moda, el vestir, los juegos, las canciones, el Guadiana con su magia... Es un viaje muy onírico y quijotesco, el que hace en concreto un personaje. También me he recreado en nuestra Feria Chica. Es un gran tapiz que ha habido que ir tejiendo puntada a puntada.

-¿El lobo puede encontrar la paz?

-Ahí está el quid de la cuestión, el título tan antagónico y a la vez irónico. Es la frase con la que acaba la novela, para que el lector reflexione después de haber leído todas esas vidas. Porque este libro tiene un personaje y una dedicatoria colectiva: A los nuestros que no cruzaron el umbral del siglo XXI.

 

index

Última actualización: 25/01/2007