ASOCIACIÓN CULTURAL "ESTUDIO Y DIVULGACIÓN DEL PATRIMONIO LINGÜÍSTICO EXTREMEÑO" (APLEx)

APARTADO DE CORREOS 930 - 10080 CÁCERES (ESPAÑA)

Número de Registro 3179.  CIF nº  G10309607

 
PUBLICACIONES RECIBIDAS
 

Rosa Lencero

La paz del lobo

 

Presentación en Mérida

24 de noviembre de 2006

Transcripción cuasiliteral de la intervención de

JESÚS SÁNCHEZ ADALID

 

 

El viernes, 24 se celebró, en el salón de actos de la Biblioteca Pública del Estado Jesús Delgado Valhondo, la presentación de la novela de Rosa Lencero La paz del lobo , editada por De la luna libros. El acto dio comienzo a las 20.30 horas e intervino el escritor Jesús Sánchez Adalid.

Rosa Lencero

La paz del lobo

Novela

Noviembre 2006

De venta en librerías

ISBN: 10:84-934733-5-9

ISBN:  13: 978-84-934733-5-9

de la luna libros

www.delalunalibros.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16:02:04

 

Buenas tardes, querida Rosa, aunque te he saludao a la entrada, y Marino... Buenas tardes, amigos todos.

Os pido en primer lugar que me perdonéis el retraso que os he robado de vuestro tiempo. Pero sabéis que soy un cura de pueblo, vivo en Alange y pensaba haber terminao la misa un poco antes. No he podido porque era un homenaje a un maestro que ha estado cuarenta años en el pueblo. Y no se podía cortar porque había que hacer los agradecimientos oportunos. ¡En fin!

 

"... vengo muy contento porque me ha gustado  mucho esta novela de Rosa Lencero"

Pero... vengo muy contento porque me ha gustado mucho esta novela de Rosa Lencero y también porque me uno de nuevo al proyecto de la editorial ... de la luna libros, con quienes ya tuve la oportunidad de estar hace algunos meses presentando una novela de Pilar Galán: NI DIOS MISMO.

Ya en aquella ocasión dije que me parecía muy intrépido, muy valiente y al mismo tiempo muy  necesario para nuestra región que tengamos la oportunidad de poder publicar libros de lo que tú has llamado literatura extremeña... Yo no tengo ningún miedo a utilizar este término, porque realmente hemos sido tan pocos hasta hace nada y ahora gracias a Dios van proliferando los autores y muchas veces obras como esta no tendrían posibilidad ninguna de salir a la luz sino fuera gracias a proyectos de este tipo. Los necesitamos.

Ello nos demuestra también algo, que nuestra región igual que ha prosperado en otras muchas cosas gracias a Dios también en la literatura. Hoy en día  podemos   leer a Rosa Lencero o a Pilar Galán o otros muchos autores que de otra manera, en este mundo amplio, quizás se perdería esa posibilidad.

1:58:39

"LA PAZ DEL LOBO es una novela"

LA PAZ DEL LOBO es una novela. Voy a recalcar esto porque... Rosa es tan conocida como poeta. Y como bien decía Marino, yo también desconocía que había escrito incluso obras de teatro --por supuesto que pienso leer-- y hay un relato tuyo muy apetecible que se desenvuelve en Montánchez --que también quiero hacerme de él--.  No sé dónde estará publicao, pero me han entrado muchas ganas de leérmelo.

"[Rosa] ...es conocida como poeta en Extremadura. Sin embargo se adentra valientemente en la novela y lo hace muy bien"

Es conocida como poeta en Extremadura. Sin embargo se adentra valientemente en la novela y lo hace muy bien. Aún así, se nota su reminiscencia y su resonancia de voz de poeta en muchos de los momentos de la novela, lo cual no le quita nada, sino que le añade. Le añade una musicalidad a veces y  una belleza en las expresiones que a mí me han sorprendido. Luego os pondré alguno de estos ejemplos. Y.... sin contar por supuesto la novela, para que podáis disfrutar con la riqueza narrativa y con la diversidad de vocablos que utiliza Rosa en LA PAZ DEL LOBO.

"...me parece una novela justa y oportuna"

Pero, en fin, hablo en general de esta novela, que me parece una novela justa y oportuna. Pensabais que iba a decir justa y necesaria. Justa y oportuna por el momento en el cual ha venido y porque es capaz de suscitarnos a todos pacíficamente una serie de recuerdos lejanos y próximos que nos avivan las nostalgias de un mundo que ya se ha esfumado. Pero que al mismo tiempo es un pasado que todos tenemos muy presente en muchas horas de conversación, sobre todo con las personas mayores.

A mí en algunas de las conversaciones con Rosa, previas a la presentación del libro, me ayudó que me dijera eso, porque yo particularmente tenía esta apreciación y quizás si la soltaba aquí a bocajarro, a lo mejor, pensaba --porque esto de las presentaciones de los libros es muy delicado-- y nunca todo todo se puede decir, que a lo mejor ella se ofendiera y  dijera bueno, vas a decir... cuando yo lo que quiero decir lo tengo muy claro.

"...aquí se ve una riqueza grandísima de apreciación de un mundo interior que seguramente ha ido brotando en muchas horas de contacto directo de ella con personas"

"...el mundo de lo onírico donde las personas viven entre la realidad y los sueños"

Y es que aquí se ve una riqueza grandísima de apreciación de un mundo interior que seguramente ha ido brotando en muchas horas de contacto directo de ella con personas que yo comparto, porque no lo sabía, pero yo también tengo la oportunidad por las vivencias en mi pueblo y en otros sitios donde he estao antes, de pasar muchas horas con las personas mayores. Y sé perfectamente como fluyen los sentimientos mezclados con los recuerdos. A veces en una vaga memoria imprecisa donde ya casi no llegas a saber si las personas, algunas de las cosas que te cuentan, las han mezclado con películas que han visto o con otros relatos que le han contado o con sueños que han tenido, hasta el punto que al final se produce una especie de mundo complejo y onírico y al que ella le ha llamado muy bien llamado por un lado realismo mágico, porque ciertamente aparece en esta novela, pero al que yo le llamaría más precisamente el mundo de lo onírico donde las personas viven entre la realidad y los sueños. En ese espacio impreciso donde está la vigilia y donde comienza el sueño.

5:25:22

 

 "...brotan como un abanico de

objetos cotidianos y hermosos y palabras

muchas de ellas ya desusadas..."

Me sorprende la capacidad que tiene Rosa para atraer a la mente todo un despliegue de sensaciones  que a veces brotan como un abanico de objetos cotidianos y hermosos y palabras muchas de ellas ya desusadas, esas voces o esas palabras que hemos escuchado todos en la infancia y que no sé porqué hace unas décadas hemos dejado de escuchar, quizá porque toda una generación se ha ido o porque se nos ha impuesto el lenguaje de la televisión que está uniformando las formas de hablar. Estamos perdiendo esos dejes, esas expresiones tan propias del ambiente familiar.

 

"Es el lenguaje de una época, que desde luego, anida en la memoria de todos nosotros"

Es el lenguaje de una época, que desde luego, anida en la memoria de todos nosotros. A lo mejor no tanto en las personas más jóvenes.

Y por eso digo que la novela era una novela justa y oportuna, porque también puede ayudar a toda una generación a recuperarle o a devolverle un pasado con el que no tendrán otras posibilidades de encontrarse sino es a través de la literatura.

A mí me ha sucedido con muchas obras a lo largo de mi vida, sobre todo con la generación del 98. Quizá la generación del 27 a los que tenemos cuarenta años es una época más cercana. La generación del 98 es la generación de mi abuelo, de mi bisabuelo y eran los literatos a los que él leía. Entonces ahí descubro un paisaje que se me hubiera robado sino es gracias a esa época.

6:59:16

"...se nota que Rosa es poeta y que ama la poesía, la poesía auténtica"

Aún así los versos, digo, están muy presentes, se nota que Rosa es poeta y que ama la poesía, la poesía auténtica. Si me permitís en el capítulo once en la página 55, es cuando me di yo cuenta de esto por primera vez con gran alegría y al mismo tiempo con gran placer. Nos dice con una especie de pensamiento así lanzado al viento que ella suele colocar en cursiva a lo largo de la novela y que te resultan muy ilustrativos, muy enriquecedores:

7:30:06

"Don Antonio Machado hablaba en poesía ¡Triste varón! Sufrido, austero y lejano de la fronda limonera de su patio. ¡Pobrecillo!, hondo, sabio y tan solo ¡Una lástima que se apure su vida como una colilla!"

Y un poquito más, un poquito más abajo, una poesía que brota así espontánea, al lado de esta triste,  esta viene tan musical y tan alegre:

7:59:06

"Ya es de noche en el jardín / –¡el agua en los atanores!– / y sólo huele a jazmín, / ruiseñor de los olores".

¡Qué bonito, verdad!

Pues, esto es lo que vais a encontrar en la novela, poesía que salpica estas páginas en el momento que menos te los esperas y que salta de golpe y te hace muy feliz.

 

"Hay también párrafos de inmensa ternura, algunos de mucha ternura, una ternura intensa..."

Hay también párrafos de inmensa ternura, algunos de mucha ternura, una ternura intensa como el sentimiento que me llamó a mi la atención, o mejor el descubrimiento del amor en Sabina, uno de los personajes en el capítulo 40, en la página 206, que también os voy a leer. Como veréis no os cuento nada, pero sí os saco algunos espacios en un ejercicio de análisis amable de esta obra:

8:54:41

"Sabina después de despedir a Anselmo tenía en sus pupilas a Mizar y Alcor, las estrellas que le mostró. Creyó desmayarse de alegría al notar que tenían agarradas las manos. Por primera vez sentía el amor. ¿Qué había que hacer ahora? ¿Cómo era estar enamorada durante el día y la noche? No se lo podía contar a Carmela, le daba vergüenza. A su abuela te tenía mucho respeto y temía que distanciara a Anselmo de su vida. Necesitaba a su madre"

Y aquí brota otra vez el pensamiento:

 "Por favor mamá, vuelve o dame una señal... ¡qué hago!"

Y un poco más adelante cuando estaba yo saboreando estos párrafos que me parecieron tan bonitos me encuentro con la sorpresa de que uno de los personajes, después de realizar, nada menos que de las Lagunas de Ruidera, parece como un juego literario, agradable...

9:57:40

"... remontando el Guadiana dispuso la ida de su padre a los baños de Alange. En los jardines del balneario vio a una muchacha sentada bajo una pérgola junto al arroyo. Aquella era. Lo supo de inmediato. Ahora levantará sus ojos verdes y me mirará. ¡Moriré si no me mira, porque ella es la mujer de mis sueños!

Esos poemas que vais a encontrar, esos versos sueltos, amables, como un perfume que escapa a veces de la página os van a alegrar mucho la lectura.

"Igual que la descripción de los paisajes, de los paisajes extremeños..."

Igual que la descripción de los paisajes, de los paisajes extremeños que muchas veces echamos de menos en la literatura --porque como tenemos tan pocas posibilidades de escritores extremeños-- pues se agradece algunas descripciones como la que encuentro en la página 233, que me resultó preciosa primero por lo bien, bien redactado que está y segundo porque hace muy poco tiempo que he estado allí. Entonces parecía que era una casualidad o una causalidad tal vez que me llevaba a disfrutar de nuevo de un paisaje que había visto recientemente:

11:05:30

"Disfrutaban de sus andanzas por Valencia de Alcántara entre encinares con el aplomo de centinelas romanos, alcornocales desnudos oxidados por el oreo de sus carnes al tiempo, castaños y robles señoriales y olivos tortuosos de arrugas inmemoriables. Aquellos paseos entre madroños y lentiscos, jaras y brezos, devolvían a Luiza la luz que sus ojos habían perdido en el repentino matrimonio. Por pinares y helechos el amor se iba alzando igual que su vuelo el alimoche sobre las cresterías de la sierra de San Pedro frente a la portuguesa San Mamede, dejándose llevar por el viento en los riberos. Aquella sierra, espinazo común a Cáceres y Badajoz e incluso coleteando alomada por la geografía antigua de Mérida, rozaba insinuante y agreste las tierras portuguesas"

12:12

"...Portugal es una realidad muy unida a Extremadura"

Y es que Portugal es una realidad muy unida a Extremadura. Y eso Rosa lo sabe, igual que lo saben ustedes, igual que lo sabemos todos los escritores. Lo tenemos muy presente. Es un mundo que en la historia a veces nos ha dado la espalda, y al que nosotros también le hemos dado la espalda. Algunas veces por miedo y otras veces por distanciamiento cultural o por acercarse a nuestros enemigos próximos y lejanos como puede ser Inglaterra. Pero que sin embargo, con el tiempo, ha brotando ese cariño y ese amor que realmente tenía que haber existido, que es el de los hermanos que conviven juntos y que deben por tanto entenderse porque están en la misma casa. A mí me ha encantado que Rosa incluyera esta presencia de Portugal que está ahí latente y a veces muy visible. O me gustan las descripciones que hace, a veces... a veces te la encuentras donde menos te lo esperas, por ejemplo, cuando está haciendo una descripción del Puerto de Cádiz. En ese momento aparezca junto al personaje de Candelaria Dos Santos, en el capítulo ocho, página treinta y nueve, el mundo lejano y próximo a la vez de América.

13:16:10

Hay ahí como el mar, el Atlántico, trajera aquellos aromas del Amazonas y la profundidad de aquellos parajes tan frondosos, de los cuales llegaban las descripciones de los indianos, de los viajeros y que desde luego los extremeños por fuerza tenemos que tener presente, porque muchos extremeños ya desde el siglo XVI marcharon a América:

13:42:38

"Lorenzo Triguero entabló amistad con Candelaria Dos Santos en el puerto de Cádiz, un hervidero de gente y mercancías. Candelaria era la mujer tan singular que ya le llamó la atención meses antes en Sevilla. Hay destinos que se entrecruzan como hilos de cordeles. Descargaba troncos por la cubierta de los madereros. Para él, poco marinero de agua salada, la bocana del puerto era una mandíbula frenética que engullía tanto para dentro como para fuera. Sólo un año más... se repetía mientras tensaba sus brazos al tirar de las maromas. Sólo un añito más y vuelo de aquí a mi tierra."

14:21

Creo que en toda esta mezcla de sueños, de pensamientos, de poesía hecha vida., en toda esta mezcla donde los personajes --eso me sorprendía a mí y me agradaba-- parece que no han dejado muchos de ellos de ser niños y tienen cierta candidez, que se ve aprisionada por una realidad superior que es el tener que vivir en un mundo de posguerra, en un mundo casi bélico, en una España entristecida y al mismo tiempo noña por causa de la imposición de las ideas y por la disposición de un mundo superpuesto sobre el mundo real de la personas y profundo, sobre sus sentimientos, sobre sus relaciones, sobre su espontaneidad. Es la realidad que ha configurado la vida de muchas personas que todos hemos conocido, que forman parte de nuestra familia, de nuestro círculo de amigos, con las cuales hemos hablado mucho. Antes quizá no tanto, hoy día gracias a Dios con mucha más libertad y nos han contado cómo fue su infancia, cómo fue su adolescencia, cómo fue su juventud. Y esa España en la que muchos de nosotros hemos vivido y hemos procurado ser felices a pesar de todo y amar y sentir y conocer personas.

Gracias a Rosa por habernos devuelto todo ese mundo y por habernos pintado ese cuadro tan hermoso en LA PAZ DEL LOBO.

 

 

index

Última actualización: 19/01/2007